Browse Category

sida

El día que Keith Haring hizo visible el sida

Fuente: El Mundo

El próximo febrero se cumplirán 30 años de la visita de Keith Haring a la ciudad. El mural que regaló a Barcelona, ‘Todos juntos podemos parar el sida’, provocó una pequeña revolución en el Raval y marcó la concienciación respecto al sida. Una exposición en el Macba y un documental recuerdan aquel momento.

El próximo febrero se cumplirán 30 años de la visita de Keith Haring a Barcelona. El artista aterrizó en el Raval como un ovni: con una enorme sudadera, unas Air Max último modelo que fascinaron a todos los niños (y no tan niños) del barrio y un radiocassete gigante del que durante dos días, los que tardó en completar su famoso mural contra el sida, no paró de salir acid house, su música favorita para pintar. Haring escogió la calle más deprimida de lo que por entonces todavía se llamaba Barrio Chino (la leyenda dice que contó las jeringuillas que había por el suelo y donde más encontró, ahí se quedó) para pintar un mural con un mensaje activista, Todos juntos podemos parar el sida, que marcó un antes y un después en la lucha contra el VIH en España. La exposición Anarchivo sida en el Macba y el documental 30 años + de Lulu Martorell y Roger la Puente conmemoran el regalo que el artista pop hizo a la ciudad.

Haring aterrizó en España en febrero de 1989. La primera parada fue Madrid: visitó el Museo del Prado, le encantó El jardín de las delicias del Bosco («contemplarlo te abre los sentidos», apuntó en su diario personal), le llevaron a Arco («aburridísimo, el efecto opuesto que el Prado») y al cabo de unos días vino a Barcelona. Allí visitó el Museo Picasso y en la inauguración de una exposición de Frederic Amat coincidió con Montse Guillén, a la que ya conocía de frecuentar El Internacional, el restaurante de tapas que Guillén tenía con su compañero, Antoni Miralda, en Nueva York. «Un día vino Andy Warhol con Haring y Basquiat al restaurante. Pidieron butifarra amb mongetes. Le pedí a Warhol que me firmara dos menús y recuerdo que dijo: ¡pero si ellos son mucho más importantes que yo!», cuenta Guillén en el documental.

+ info

SCOMLab (InCom-UAB) participa en la jornada de debat “Entre tu i jo: parlem de VIH/sida?”, organitzada per Actua Vallès i la Fundació Autònoma Solidària

La jornada se celebrarà a Bellaterra, el 5 de desembre, en el marc dels actes commemoratius del dia mundial de la lluita contra la sida. José Luis Terrón, director d’SCOMLab (InCom-UAB) moderarà el debat entre una metgessa de l’Hospital Taulí de Sabadell i testimonis de persones amb VIH

Bellaterra, 4-12-2018. El director d’SCOMLab (InCom-UAB) i professor titular del Departament de Comunicació Audiovisual i Publicitat (UAB), José Luis Terrón, ha estat invitat a moderar la jornada de debat “Entre tu i jo: parlem de VIH/sida?”, organitzada per Actua Vallès i la Fundació Autònoma Solidària. Aquesta activitat, que compta amb la col·laboració de l’InCom-UAB i l’Hospital Universitari Parc Taulí, se celebrarà el dimecres 5 de desembre de 2018, de les 12.30 a les 14.30, a la Sala de Graus de les facultats de Filosofia i Lletres i de Psicologia (UAB), al campus de la UAB, a Bellaterra.

La jornada començarà a les 12.30h, amb un parlament de benvinguda, a càrrec d’Ester Artigas (Actua Vallès) i Marina Girona (Fundació Autònoma Solidària). A continuació, a les 12.45h, s’obrirà el debat amb una introducció a càrrec de José Luis Terrón (SCOMLab InCom-UAB), que donarà pas a la conversa entre la metgessa Marta Navarro (Hospital Universitari Parc Taulí), sobre “El VIH avui. Desmuntant falsos mites” i testimonis de persones amb VIH.

La jornada s’emmarca en els actes commemoratius del dia mundial de la lluita conta la sida (1 de desembre) i vol ser un acte de divulgació i sensibilització sobre el VIH i la sida entre la comunitat universitària. Sobretot, es vol fer èmfasi en la importància de la prevenció, tenint en compte que a Espanya, l’any 2018, s’estan diagnosticant cada dia 10 casos nous de VIH.

Per a més informació:

Cartell “Entre tu i jo: parlem de VIH/sida?”

Programa “Entre tu i jo: parlem de VIH/sida?”

Actua Vallès

Fundació Autònoma Solidària (FAS-UAB)

Bulos sobre el VIH y el sida

Fuente: Maldita Ciencia

Como cada año, este 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Y esa lucha no se puede hacer sin promover la información fiable y desmentir los bulos y la desinformación que hay al respecto. Antes de desmentir varios bulos habituales necesitamos aclarar algunos conceptos.

El sida, acrónimo del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es causado por el VIH, siglas de virus de inmunodeficiencia humana. No todas las personas infectadas por el VIH desarrollan la enfermedad pero sí pueden infectar a otras. Y ese virus, efectivamente, existe y está asociado al sida. No importa quién lo diga. Nuestros compañeros de ‘Yo, Doctor’ lo explican en una genial viñeta.

El virus del VIH existe

¿Puedo infectarme de VIH por un beso?

Existen muchos bulos sobre cómo se transmite el VIH. Para que quede claro, el VIH no se transmite ni por el aire ni por el agua, ni por la saliva, el sudor, las lágrimas o los besos si no hay heridas ni al compartir alimentos, bebidas o inodoro.

Archivo SIDA

Fuente: Exit Express

Bajo el nombre Anarchivo sida, el colectivo Equipo re (Aimar Arriola, Nancy Garin y Linda Valdés) ha desarrollado un trabajo de investigación y producción sobre la dimensión cultural y social de la continuada crisis del VIH/sida en el Estado español y en Chile que podrá verse en el MACBA desde el 14 de noviembre al 18 de abril de 2019. La propuesta se centra en la ciudad de Barcelona en la década de los 90’s y se despliega a partir de tres casos de estudio: el activismo del colectivo Act Up-Barcelona, la presencia del artista norteamericano Keith Haring en la ciudad y la heroína.

Centrándose en la década de los años noventa, la muestra se fija en el año 1996 como fecha bisagra definida por el uso de combinaciones de fármacos o Terapia Antiretroviral de Gran Actividad (TARGA), que producen un giro en la llamada pandemia del sida: el VIH/sida deja de ser una cuestión de vida o muerte, hecho que constituye un punto de inflexión para los espacios de lucha. Este marco trabajado desde Anarchivo sida se estructurará a través de dos líneas argumentales: las maneras de hacer el espacio púbico y la farmacologización de la vida. Los tres casos de estudio mencionados anteriormente convivirán con materiales artísticos y culturales de Barcelona y otros contextos organizados en torno a la categorías de esfera pública y farmacologización de la vida. En este sentido, se visibilizará la transición entre la generación de materiales circunscritos a la estética de los años ochenta hasta su desaparición con la eclosión de la globalización.

Mientras que en las primeras dos décadas de la crisis del VIH/sida las prioridades eran la prevención y la supervivencia, este proyecto asume que la realidad de vivir con VIH hoy es diferente según para quién y según dónde. En Barcelona, vivir con VIH en 2018 no necesariamente implica transmisión, tratamiento o muerte. En otros contextos, no obstante, la realidad es otra. Como muestra: en 2018, Chile ha declarado el VIH «una emergencia nacional», a causa del rebrote de transmisiones sumado a la falta de acceso a terapias actualizadas. Por lo tanto, igual que la crisis del VIH sigue, las respuestas han de seguir.

Anarchivo sida cuenta con material cedido por 14 agentes. Asímismo, la idea de archivo que plantea la muestra quiere mantenerse como una propuesta activa y viva, y no concebirse como un mero punto dipositario. Así pues, la exposición contará con un grupo de estudio activo que generará materiales y piezas complementarias, en relación con los agentes de la ciudad de Barcelona y que se ubicará en el Centro de Estudios y Documentación del MACBA (CED), espacio que tiene como misión ser un fórum de encuentro, de interacción, debate y generación de ideas sobre la producción de arte contemporáneo.

(Anarchivo sida en el MACBA, Barcelona. Del 14 de noviembre al 18 de abril de 2019)

No, no se ha conseguido eliminar el VIH con células madre en seis pacientes

Fuente: Euronews

No, no se ha conseguido eliminar el VIH con células madre en seis pacientes

No, un trasplante de células madre no ha conseguido erradicar el VIH de seis pacientes (desgraciadamente), como muchos medios hemos publicado en las últimas horas. O quizás sí, pero todavía tiene que ser confirmado. En todo caso los autores de la investigación rechazan afirmarlo.

Es cierto que un estudio liderado por científicos españoles ha conseguido volver el virus indetectable en cinco personas infectadas de las 6 que participaron mediante trasplantes de células madre, procedentes de cordón umbilical y médula ósea.

Es cierto que uno de ellos ni siquiera presentaba anticuerpos, lo que se conoce como serorreversión, un fenómeno que “no ocurre nunca” según fuentes cercanas a la investigación.

Se trata de un hito importante que puede abrir el camino a nuevas estrategias para encontrar una cura definitiva al Sida.

La investigación fue publicada el lunes en Annals of Internal Medicine y liderada por científicos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona.

Error de interpretación o error, puro y duro

La agencia EFE publicó un teletipo con el título “Logran eliminar el VIH en seis pacientes con trasplantes de células madre”, que muchos medios en español reprodujeron, entre ellos, euronews, en un típico ejemplo de bola de nieve.

+ info

Una investigación española logra eliminar el VIH en seis pacientes con trasplantes de células madre

Fuente: el diario.es

Científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid han logrado que seis pacientes infectados por el VIH hayan eliminado el virus de su sangre y tejidos tras ser sometidos a trasplantes de células madre.

La investigación, que publica hoy la revista Annals of Internal Medicine, ha confirmado que los seis pacientes que recibieron un trasplante de células madre tienen el virus indetectable en sangre y tejidos e incluso uno de ellos ni siquiera tiene anticuerpos, lo que indica que el VIH podría haber sido eliminado de su cuerpo.

Los pacientes mantienen el tratamiento antirretroviral, pero los investigadores creen que la procedencia de las células madre -de cordón umbilical y médula ósea-, así como el tiempo transcurrido para lograr el reemplazo completo de las células receptoras por las del donante -dieciocho meses en uno de los casos- podrían haber contribuido a una potencial desaparición del VIH. Esto abre la puerta a diseñar nuevos tratamientos para curar el sida.

+ info

Los estragos que el sida hizo en el arte

Fuente. El País 

Los estragos que el sida hizo en el arte

El primer panel de cada exposición, ese que suele resumir la biografía del artista homenajeado, incluye una frase casi idéntica. “Murió por complicaciones derivadas del sida”, reza la funesta apostilla que alude al exterminio provocado por la enfermedad en los ochenta y los primeros noventa. La generación de artistas que emergió durante ese periodo, diezmada por el avance imparable del VIH en las grandes ciudades, ha protagonizado la temporada estival en Nueva York, donde distintas muestras han reexaminado un periodo poco documentado por las instituciones del arte. La principal es la retrospectiva que el Whitney Museum ha dedicado a David Wojnarowicz, figura emblemática de aquel arte de guerrilla que proliferó hace varias décadas en los decadentes muelles del río Hudson, acogida con una mezcla de aplausos y controversia.

da y mutante, en la que se mezclan la pintura, la escultura, la fotografía, el collage y el vídeo. Para el artista, como para tantos en aquel tiempo, lo personal era deliberadamente político. Antes de fallecer en 1992, a los 37 años, Wojnarowicz tuvo tiempo de liderar una batalla: la que hizo que las autoridades de su país, “esa máquina de matar llamada América”, admitieran la existencia de una epidemia que mataba a miles de personas al año en medio de una indiferencia casi general. Su obra nunca sería objeto de los laureles que sí recibieron otros artistas de ese círculo, como Keith Haring, convertido en improbable carne de merchandising. La muestra en el Whitney, que llegará al Reina Sofía en mayo de 2019, aspira a reparar ese olvido.

+ info

El Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria pide al Gobierno que España vuelva a ser país donante

Fuente: infosalus

El Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria pide al Gobierno que España vuelva a ser país donante

El director ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, Peter Sands, ha visitado este martes España para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que el país vuelva a ser un socio donante, recordando que desde el año 2010 no ha realizado ningún tipo de contribución. Desde el año 2002, fecha de su creación, el Fondo Mundial ha recibido más de 600 millones de euros (723 millones de dólares) por parte de España, presupuesto que situó al país entre los die …

Leer mas: http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-fondo-mundial-contra-sida-tuberculosis-malaria-pide-gobierno-espana-vuelva-ser-pais-donante-20180918164514.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

REFLEXIONES FILOSÓFICAS ACERCA DEL VIH/SIDA Y LA BIOÉTICA

Karelia Pérez Benet

Sucel Ramos Flores

Es meritorio investigar acerca  de los esfuerzos que nuestro país hace para controlar el avance de la infección por VIH, el futuro parece agravarse tras el aumento del número de casos nuevos; el SIDA representa una de las principales causas de muerte en hombres y mujeres en el mundo.
En el marco de la bioética para la atención a la salud, existen varias reflexiones sobre la comunicación médico-paciente, la necesidad del humanismo, el enfoque bioético, la repercusión del SIDA en los niños, sobre diversos aspectos éticos de las relaciones sociales y la atención a la salud de los pacientes VIH/SIDA, dentro de la dinámica de una sociedad compleja y demandante como la contemporánea donde se ha adquirido conciencia del respeto a la autonomía de los pacientes. La relación médico-paciente VIH/SIDA requiere humanismo, contribuyendo de este modo a construir una sociedad más justa y solidaria y evitando las habituales tendencias al sesgo, el carácter sensacionalista y morboso que a lo largo de los años de evolución de la pandemia, desafortunadamente ha sido difundida a la población.
Se hace énfasis desde el punto de vista social, hay que vencer los tabúes y la discriminación que desata el SIDA; todas las formas de transmisión del VIH, en nuestro medio, son previsibles, por esto para detener la epidemia es esencial llevar la enseñanza, desarrollar habilidades de comunicación eficientes, adoptar decisiones responsables y autoestima; esto se logra promoviendo la salud sexual en los escolares y jóvenes en general en su círculo de amistades, en la escuela y en su Comunidad, y constituye un desafío de la sociedad actual.

+ info 

“El sida me enseñó a vivir”

Fuente: El País 

Dmytro Sherembey en una imagen de su archivo personal.

Le dieron dos meses, “como mucho”. Dmytro Sherembey fue diagnosticado de VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) en 2001, con 24 años. Su “mala vida” —resumida en alcohol, drogas y sexo sin protección— desembocó en unas siglas que presagiaban lo peor. Cuando se sentó frente al médico estaba demacrado. Había frenado el carro hacía unas semanas, debido a una preocupación latente que no ahogaban ni sus travesías lisérgicas. Pero moverse por el mundo le costaba como si estuviera buceando el aire. La conciencia y la anatomía le pesaban más de lo habitual. Y decidió plantarse en la consulta con su mejor rostro. Si los análisis daban negativo, pensó, es que podía con todo: era invencible. Si salían positivos, cambiaría su hoja de ruta por el mundo.

Como se puede intuir, no tuvo más remedio que optar por la segunda parte del plan. El mazazo que recibió en aquel centro de salud volteó por completo sus aspiraciones, su futuro. Le llegó, dice ahora en un bar del centro de Kiev, en una época “sin apenas información” sobre la enfermedad. Al menos, puntualiza, en Ucrania, su país. Los resultados tardaron dos semanas desde la extracción de sangre. Un tiempo que dedicó a pensar sobre el amor a su familia, que había descuidado en su periodo de maceración etílica, o sobre las reglas que la existencia marca: descubrió que saltárselas acarrea consecuencias irreversibles. “Sobre todo, creía que mis posibilidades para cualquier cosa se reducían mucho”, rememora. Una “catástrofe” anímica, describe, causada por el sentimiento de culpa y la sentencia de muerte expedida por los médicos.

+ info 

  • 1
  • 2