El Congreso Internacional del Sida presenta un amplio estudio que ratifica, una vez más, que si un portador no tiene carga viral detectable, no hay riesgo de contagio

Fuente: El País 

Asistentes en la Conferencia Internacional sobre el Sida AIDS2018 en Ámsterdam con la camiseta con el lema 'Undetectable=Untransmitable'.

Deambulaban por la Conferencia Internacional sobre el Sida AIDS2018 muchas personas con camisetas moradas y un lema: U=U. No eran matemáticos con un axioma, sino activistas con un mensaje claro que, poco a poco, se va imponiendo entre las organizaciones de afectados y los sanitarios que les tratan: Undetectable=Untransmittable. En castellano, I=I, Indetectable=Intransmisible. Son los herederos del primer lema potente en esta infección, el ABC de “abstinencia, sé fiel (be faithful en inglés) y usa condones”, con el que se intentó frenar la epidemia en los ochenta, un planteamiento que solo ha tenido éxito real cuando se añadió la D, dar medicación, que es justo en lo que se basa el mensaje I=I.

La idea que subyace parece obvia, pero ha costado que sea aceptada por todos: si una persona mantiene la concentración de virus circulante a un nivel indetectable en una analítica, eso quiere decir que tiene tan pocos patógenos en sus fluidos que no puede causar una transmisión efectiva en otra persona aunque tenga relaciones sin protección con ella. Y ese nivel de carga viral (el nombre oficial de la cantidad de virus en sangre o en otros fluidos) lo alcanzan la mayoría de las personas que están diagnosticadas, tienen acceso a la medicación y la toman de acuerdo con las pautas establecidas (básicamente, una vez al día).

La idea parece elemental, pero todavía se sigue investigando. En esta conferencia, a la que EL PAÍS asistió invitado por el laboratorio ViiV, se presentaron resultados del estudio Partner 2, en el que se han recogido datos de casi mil parejas de gais que tenían sexo anal y que eran serodiscordantes, es decir, que uno tenía el VIH (el seropositivo) y el otro, no (el seronegativo). Y el resultado, después de más de 77.000 relaciones desprotegidas, es que ha habido cero transmisiones entre ellos.

+ info

Los recortes en fondos para el sida amenazan con hacer retroceder la epidemia dos décadas

Fuente: ABC

Carteles en la conferencia

¿Que pasaría si los gobiernos dejaran de donar dinero para el control de la epidemia del sida? Sencillamente que se retrocederían casi dos décadas, especialmente en los países menos desarrollados, y que el objetivo de acabar con la epidemia del VIH para 2030 estaría un poco más lejos. Una nueva investigación presentada hoy en la 22ª Conferencia Internacional sobre el sida (AIDS 2018) por investigadores del Instituto de EE.UU., muestra que los recortes podrían causar daños graves en los países más afectados, que siguen dependiendo en gran medida de esta ayuda.

«Si los donantes vacilan en su apoyo al VIH, las consecuencias podrían ser devastadoras», denunció Linda-Gail Bekker, presidenta de la Sociedad Internacional de SIDA. «Las inversiones están frenando la propagación del VIH y ahorrando dinero y vidas. Ahora no es el momento de estancarse o retroceder».

+ info

De qué se ha hablado en el congreso de sida más grande del mundo

Fuente: EL País

La 'drag queen' Jennifer Hopelezz se dirige al público en la 22ª Conferencia Internacional de Sida, que se ha celebrado en Ámsterdam.

Los congresos mundiales de sida, que se celebran cada dos años, tienen algo que los hacen distintos de cualquier otra conferencia médica: además de hacer un repaso a la última ciencia sobre el VIH, cuentan con un componente social que acapara buena parte de la atención. Porque en esta enfermedad, la estigmatización, las leyes, la discriminación y las decisiones políticas son casi igual de importantes que las investigaciones para acabar con ella.

El de Ámsterdam, que finalizó el pasado viernes tras una semana de sesiones, ha aportado más conversación en torno a estos asuntos que a los puramente científicos. Este es un resumen de lo más destacado que se ha hablado en Aids 2018.

No se consiguen los objetivos y falta dinero

Pocos lo dijeron claramente. La frase más repetida fue que “no estamos en la buena senda”. Pero la comunidad científica asume que resulta prácticamente imposible llegar al objetivo que la comunidad internacional se había marcado para 2020. Es el llamado 90-90-90: que el 90% de los portadores del virus conozca su condición, el 90% de ellos la trate y, de estos, el 90% tenga una carga viral indetectable. Y esto es, en buena medida, por la falta de fondos, que han decrecido en el último lustro. Si no suben las aportaciones de los donantes, “los logros de las últimas dos décadas pueden quedar en nada”, según Linda-Gail Bekker, presidenta de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, por sus siglas en inglés, organizadora del congreso).

+ info

Cada tres minutos, una adolescente contrae el VIH, según un informe de UNICEF

Fuente: Diario de Navarra

Prueba del VIH.

Alrededor de 30 adolescentes de entre 15 y 19 años contrajeron el VIH cada hora en 2017, según el nuevo informe de UNICEF ‘Women: At the heart of the HIV response for children’ (Mujeres: en el centro de la respuesta al VIH entre los niños), que ofrece estadísticas sobre la epidemia mundial del sida y su impacto sobre los más vulnerables.

“Se trata tanto de una crisis de salud como de capacidad para actuar. En la mayoría de países, las mujeres y las niñas carecen de acceso a información, a servicios o, incluso, a la posibilidad de decir ‘no’ a las relaciones sexuales inseguras. El VIH se propaga entre los más vulnerables y marginados, y deja a las adolescentes en el centro de la crisis”, explica Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

El informe, presentado en la Conferencia Internacional sobre el Sida que se celebra esta semana en Ámsterdam, revela que tan solo el año pasado, 130.000 niños, niñas y adolescentes menores de 19 años murieron a causa del sida, y 430.000, casi 50 por hora, contrajeron la infección.

+ info

THE EATG WELCOMES THE EUROPEAN COURT OF JUSTICE DECISION TO INVALIDATE THE PATENT EXTENSION OF TRUVADA

Fuente: EATG

The European AIDS Treatment Group welcomes the landmark decision of the European Court of Justice[1] confirming the invalidity of the patent extension (Supplementary Patent Certificate) of Truvada (TDF/emtricitabine) that was granted to Gilead Sciences in several European countries.

The ruling signifies the end of an additional market exclusivity that the company had kept within several countries after its patent expired in 2017. This patent extension which was deemed undue and the delay it caused in price competition in many countries continued burdening European health systems budgets and hindered the provision of the TDF/emtricitabine combination for Pre-Exposure Prophylaxis (PrEP) for persons at risk of HIV infections.

‘The introduction of generics is key to scaling up access to PrEP and treatment across Europe and we have been advocating towards regulators, policy makers and the industry for overcoming barriers to access’ says Koen Block, Executive Director of EATG. ‘We commend this decision as an important step in this direction’.

The invalidation of the Supplementary Patent Certificate (SPC) creates jurisprudence in the granting of SPCs. In this particular case, it opens the way to the introduction of generic versions of the TDF/emtricitabine combination. It will enable health systems to save costs, facilitate PrEP programmes introduction as well as their sustainability. It will enable persons at risk of HIV to access an additional effective tool in preventing HIV infection.

Being a strong promoter and supporter of PrEP research from the very beginning, EATG will continue collaboration at local and international levels to further scale up combination prevention, including PrEP.

[1] https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/HTML/?uri=CELEX:62017CJ0121&from=EN

You can download the press release here.

 

La cura del VIH se resiste. Este es prácticamente el único campo científico en el que el congreso AIDS 2018 no presenta avances

Fuente: El País

“Hemos aprendido mucho” es, en ciencia, lo que “lo hemos dado todo” es al deporte, el mensaje de que algo no ha funcionado. Y ese ha sido el planteamiento que esta mañana ha utilizado Sarah Fidler, del Imperial College de Londres, en la Conferencia Internacional sobre el Sida AIDS2018 que se celebra en Ámsterdam, al explicar lo sucedido con el ensayo más avanzado hasta la fecha para intentar una cura del VIH, el Diver. La prueba, basada en la estrategia kick and kill, que podría traducirse por sacar y matar, consistía en una combinación que juntaba un medicamento para obligar al virus a abandonar sus reservorios (los órganos como el cerebro en los que el VIH queda latente) seguido de un tratamiento antiviral para acabar con él. “No ha habido diferencia entre el grupo de control y el otro”, ha dicho la investigadora.

La cura del VIH es prácticamente el único campo científico —la parte social está, de momento, en un segundo plano de la agenda oficial— en el que el congreso, al que EL PAÍS ha acudido invitado por ViiV, no presenta avances. La gran esperanza futura es la vacuna. El ensayo de un modelo mosaico, que cotiene parte de las muchas cepas del VIH que existen, sigue adelante. Frank Tomaka, del laboratorio Janssen, ha anunciado pruebas ya en África, una vez se ha visto que el prototipo genera una respuesta inmune duradera de, al menos, un año y sin efectos adversos. Queda, por tanto, un largo camino.

+ info

Más de 15.000 personas de todo el mundo se encuentran en la conferencia internacional de Ámsterdam para debatir los últimos avances y los problemas en torno al VIH

Fuente: El País

Los voluntarios Jevany Catherine (a la derecha) y Tjark Blackmore en la conferencia anual sobre VIH, en Ámsterdam.

Cientos de lazos rojos decoran estos días la capital de los Países Bajos; en sus tranvías y en carteles de las calles de toda la ciudad hay un mensaje: “Sida: un millón de muertes al año. Población de Ámsterdam: 900.000”. La ciudad acoge desde este lunes y durante toda la semana la conferencia internacional sobre VIH (Aids2018), uno de los mayores eventos sobre salud que se celebran en el mundo.

Más de 15.000 personas —entre las que hay 800 periodistas de todo el mundo— estarán presentes en una cita que combina la exposición pública de los últimos avances médicos y científicos contra la enfermedad que ha sido durante años la infección más letal del mundo —desde hace tres la tuberculosis se cobra más víctimas— con un importante componente de la sociedad civil. Si algo bueno tiene el sida, es que es capaz de movilizar por una misma causa a cientos de organizaciones que luchan por el acceso equitativo a un tratamiento que convierte este mal potencialmente mortal en una enfermedad crónica y que se rebelan contra el estigma y la criminalización de quienes la sufren. Un ejemplo es el de los seropositivos en ciertos países de oriente próximo, como Omar Sharif Jr., el nieto del célebre actor, que presentó la gala de inauguración: “Fui la primera personalidad pública que se declaró gay en mi región [es procedente de Egipto]. No es fácil, como sucede con los portadores del VIH, sufrí insultos y amenazas de muerte”. Como dijo en el acto Peter Reiss, presidente local del congreso, “es tan necesaria una vacuna contra el virus como contra el estigma que produce”.

+ info

La lucha contra el sida se sube a la ola del #MeToo

Fuente: El País

Desde hace meses, los ecos del movimiento feminista #MeToo resuenan en casi todas las esquinas del planeta. Una mayor concienciación sobre la violencia contra las mujeres empieza a calar. Una oportunidad que los responsables de otra batalla aún por ganar, la del sida, no quieren dejar pasar. Sobre todo, subrayan, porque hay un vínculo demasiado estrecho entre la violencia de género y esta enfermedad.

“Tenemos que usar el #MeToo, esta ola que nos obliga a revisar cuestiones de discriminación, de violencia en la comunidad, de marginación de las mujeres”, afirmó en París el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé. “Hay que usar este movimiento para reforzar el vínculo, que ya existía, de la lucha contra el sida y la violencia contra las mujeres”, insistió el miércoles al presentar los no muy alentadores datos del último informe anual sobre la batalla contra el VIH-Sida en el mundo.

La lucha contra el sida se sube a la ola del #MeToo

Datos recabados por Onusida durante 2017 dan una idea del problema. Cada semana, unas 7.000 mujeres jóvenes, de entre 15 y 24 años, son infectadas con el virus. En África subsahariana, tres de cada cuatro nuevas infecciones afectan a mujeres adolescentes de 15 a 19 años. Además, las mujeres de 15 a 24 años son dos veces más susceptibles que los hombres de vivir con VIH.

+ info

“No conozco ningún país donde no haya discriminación por sida”

Fuente: SINC

<p>Michel Kazatchkine en el Euroscience Open Forum, celebrado en Toulouse (Francia) del 9 al 14 de julio. / Sinc</p>

En 1983, antes incluso de que conociéramos la enfermedad, Michel Kazatchkine (París, 1946) atendió a una pareja de franceses repatriados de Camerún con un profundo déficit inmunitario. Fue su primer contacto con el sida. A partir de ese momento, la epidemia pronto llegó a Europa.

Durante la siguiente década Kazatchkine, que entonces era médico especializado en enfermedades autoinmunes o de déficit de la inmunidad, fue testigo de mucho sufrimiento porque ninguno de sus pacientes sobrevivió.

No fue hasta mediados de los años 90 cuando los tratamientos antirretrovirales empezaron a ser eficaces. La enfermedad dejó de ser una sentencia de muerte. Pero, en la actualidad, más de 15 millones de personas siguen sin tratamiento y muchas de ellas se enfrentan aún a la estigmatización y la discriminación.

“Si no aumentamos la ayuda internacional o la financiación local, las cantidades dedicadas a la lucha contra el sida no serán suficientes”, afirma Kazatchkine

En los últimos 30 años, Kazatchkine ha contribuido a la lucha contra el sida desde la medicina, la investigación y la política. En 2012 fue nombrado enviado especial del secretario general de la ONU sobre el VIH/sida en Europa del Este y Asia Central, donde las infecciones sufren un repunte.

Después de su paso por el Euroscience Open Forum (ESOF), celebrado en Toulouse del 9 al 14 de julio, el experto asistirá en unos días a la Conferencia Internacional sobre el sida en Ámsterdam para seguir luchando por un objetivo común: eliminar la enfermedad en 2030.

La semana pasada la revista The Lancet anunció la eficacia de una vacuna probada en adultos y que, a pesar del gran número de cepas del virus, parece funcionar en diferentes regiones.¿Qué supone este avance?

Es demasiado pronto aún para afirmar que hemos resuelto el problema de la vacuna. Las investigaciones llevan 30 años y siempre se han encontrado con grandes dificultades. La principal razón es que nadie se ha curado aún de la infección del VIH. Cuando haces una vacuna contra el sarampión, por ejemplo, sabes que la gente que se cura sola nunca más tendrá la patología gracias a sus anticuerpos y el objetivo es reproducirlos. En el sida no sabemos; todo está basado en hipótesis.

+ info

Modificación de genes, el futuro en el combate al cáncer y el VIH

Fuente: The New York Times 

Los científicos han encontrado por primera vez una forma de eliminar de manera eficaz y precisa los genes de los leucocitos del sistema inmunitario y sustituirlos con remplazos benéficos en mucho menos tiempo que el que normalmente toma modificar los genes.

Si la técnica puede replicarse en otros laboratorios, podría abrir nuevas posibilidades de tratamiento para una gran variedad de enfermedades, incluyendo el cáncer, infecciones como la del VIH y padecimientos autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide.

El nuevo trabajo, publicado recientemente en la revista Nature, “constituye un gran avance”, dijo John Wherry, director del Instituto de Inmunología de la Universidad Estatal de Pensilvania, quien no participó en el estudio.

Sin embargo, como la técnica es tan nueva, ningún paciente ha sido tratado con ella.

+ info