Navega per l'etiqueta

historia

Condones «El Caimán», una dulzura sin par

Fuente: Jot Dwn

De Mémoires, écrits par lui-même, de Giacomo Casanova, ilustrado por J. Rozez, 1872 (detalle). Imagen: DP.

En 2008, la revisión de los fondos de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca, una de las más bonitas y ricas del mundo, deparó una sorpresa: dos preservativos, sin usar, envueltos en una hoja de un periódico de 1857, metida a su vez en el interior de un manual médico del siglo XVI. Los distintos medios que hablaron del hallazgo estimaron que fueron ocultados allí por algún estudiante novecentista. Es curioso que nadie haya pensado que pudieran ser propiedad de un profesor o del personal de administración y servicios, que también tiene sus necesidades y también trata con libros, pero cuando ocurre algo raro en las universidades siempre pensamos en los estudiantes, aunque muchas veces no sean ellos los culpables.

Los condones salmantinos están fabricados con tripa de cerdo, hábilmente cosidos en uno de sus extremos y con una cinta de color azul en el otro, lo que permitía ajustarlo al miembro viril. Se trata de un material lógico en esta provincia legítimamente orgullosa de los productos de Guijuelo y una nueva confirmación de aquel viejo adagio que dice que del cerdo se aprovechan hasta los andares. No es el único ejemplo histórico que relaciona Salamanca con los condones. En 2011, BBC Mundo informaba del hallazgo por parte de los trabajadores del Archivo Histórico Nacional de Toledo de otros dos condones. Los preservativos, también fabricados con intestino de cerdo, estaban dentro de los legajos que conservan la correspondencia del Ducado de Béjar, otra zona salmantina, entre 1814 y 1830. El reportero de la cadena británica los describía como «fuertes, gruesos y reutilizables».

A lo largo de la historia del condón la materia prima para fabricarlos ha sido enormemente diversa: de los intestinos de cerdo a los de oveja, cabra o ternera, del papel de seda aceitado, usado por los chinos, al Kabutogata de los japoneses, que consistía en una vaina de cuero fabricada a partir de un caparazón de tortuga. Y siempre se ha visto la ambivalencia entre la disminución del placer y la protección contra los riesgos. En el siglo XVII, madame de Sévigné escribe a su hija, la condesa de Grignan, hablándole de una funda hecha de piel como «una armadura contra el goce y una tela de araña contra el peligro», una descripción entre lo poético y lo práctico. La ventaja de los preservativos de tripa era la buena transmisión de sensaciones táctiles y térmicas. Sus desventajas: las costuras, con el riesgo que implican de rotura o traspaso, y el precio, pues conseguir un producto con garantías necesitaba costureras especializadas en la delicada tarea del cierre del profiláctico, que cobraban sus buenos dineros.

+ info

OFF THE SHELF #19 Threads of Lives: Documenting the AIDS Quilt

Fuente: GLTB Reviews

The modern LGBT rights movement and its activists of all genders have produced a substantial body of published and unpublished literature of many types ranging from biographies to historical accounts and new theoretical frameworks for the researching of sexuality.  It has also brought to a wide audience certain symbols and images, some, such as the pink triangle, drawn from specific historical periods of oppression and reclaimed for affirmative purposes, while others such as the rainbow flag are more contemporary creations that have become widely applied. The most spectacular example of this latter category is unquestionably the NAMES Project AIDS Memorial Quilt, born in the early years of the pandemic in the city of San Francisco. While images of its displays at various venues including the National Mall in Washington, D.C. are instantly recognizable, less known is the variety of documentation that has been created in various formats from printed matter to the performance stage to tell the story of the Quilt and the lives whose legacies it preserves.

The idea for the Quilt originated with San Francisco activist Cleve Jones, who, as part of a candlelight march in memory of assassinated Supervisor Harvey Milk and Mayor George Moscone in 1985, asked people who had lost someone to AIDS to make a sign with whatever decoration seemed appropriate and carry them during the march. After the march was completed, Jones and his fellow marchers taped the signs to the wall of the San Francisco Federal Building.  The resulting image gave rise to the idea of continuing this type of memorial in the more permanent form of a traditional patchwork quilt, each of whose squares would be a unique creation of men and women who wished to signify to the world that the life of the  named person had been one of worth and value.  In June 1987, Cleve Jones and Mike Smith gathered a group of people at a storefront on Market Street to formally create The NAMES Project Foundation. The idea was quickly picked up by the American gay and lesbian community in those cities which had at that time been heavily impacted by the AIDS pandemic- Atlanta, New York City, and Los Angeles in addition to San Francisco. Quilt panels began to arrive at the Project, and on June 27, 1987, the first forty panels of the Quilt- each the size of a human grave- were displayed from the Mayor’s balcony at San Francisco’s City Hall. By the time the Quilt was displayed on the National Mall in Washington, D.C. four months later, the number of panels had grown to 1,920. In the spring of 1988, the Quilt began a nationwide tour that would reach twenty cities and see its size expand to over six thousand panels. It returned to Washington, D.C. in October 1988, when 8, 288 panels were displayed on the Ellipse in front of the White House.

+ info 

‘Trapicheos en la Segunda Avenida’, cuando el tráfico de drogas luchaba contra el sida

Fuent: eldiario.es

Portada de 'Trapicheos en la Segunda Avenida' de Joyce Brabner y Mark Zingarelli

obre el papel, el encargo no era demasiado difícil. Lo único que tenía que hacer Raymond -un enfermero de Cleveland- era llevar una furgoneta vacía hasta Brooklyn. Sin embargo, en el mismo instante en el que aparcó delante de una funeraria del Upper East Side supo que aquello se podía complicar.

“¿Sabías que todos los billetes de EEUU pesan exactamente un gramo?”, le dijo medio en broma un tío mientras cargaba, en bolsas de cartón, medio millón de dólares en la parte trasera del vehículo. Ahora resultaba que Ray tenía que llevar aquello a Red Hook, hasta la puerta de una pizzería diminuta llamada Italian Heroes dónde alguien le vaciaría el cargamento para llenar el maletero de unas pesadas cajas cuyo contenido era mejor no saber. Y acto seguido tenía que acudir rápidamente a una tienda de ropa del Soho, dónde alguien se quedaría las llaves del vehículo. Si sobrevivía o no daba con sus huesos en la cárcel sería un milagro.

+ info

Sin miedo al VIH (Documental)

Fuente: Youtube

“Sin miedo al VIH” del director David Arteaga. Un documental que ofrece una visión sobre la epidemia del VIH desde sus comienzos en los años 80 hasta ahora desde la mirada médica y personal de las propias personas afectadas.

https://www.youtube.com/watch?v=q4xbwsiZM9Q&feature=youtu.be